Leave a comment

Significado de los colores Parte2

El Rojo: Captador natural de la atención.

 Es el color de las emociones, de la pasión, la fuerza y la masculinidad.

Los rojos vivos y fuertes pueden simbolizar la sangre, la ira, el fuego y el sexo.

El rojo tiene un gran poder psicológico sobre nosotros. Los rojos vivos y calidados como por ejemplo en las habitaciones cálidas nos hacen sentir más calientes, hambrientos o exitados. Y en las oficinas y en los estudios los rojos aumentan la motivación y hacen trabajar más de prisa.

El rojo  también significa peligro y se usa en forma de tipografía gruesa y clara y en símbolos en todo tipo de avisos, dándoles el sentido de urgencia e importancia.

El Azul: Sugiere Serenidad y pureza.

 Las connotaciones más naturales del azul vivo claro empiezan con el cielo, el mar y el agua. A partir de ahí manan ideas de frescura, limpieza, frialdad y pureza, dándole uso en productos de limpieza.

Todas aquéllas bebidas frías, son candidatos obvios para un tratamiento con el azul.

El azul es un color recesivo o en otras palabras que tiende a penetrar o a alejarse.

De todos los colores, el azul es el que funciona mejor cuando se usan juntos pigmentos y tonos del mismo color.

El Naranja:

 Atrae siempre la mirada, es claro, vibrante y vital. Connota calidez y es exótico. Su combinación con  el azul ha sido bien explotada, en áreas demasiado grandes fatiga su contemplación pero es un buen color para los toques. Tiene tendencia a saltar al primer plano y atrae particularmente a los jóvenes.

 

Al igual que la fruta simboliza salud y vitalidad, pero no es muy recomendable para la tipografía, aunque es buenísima para fondos, para realizar otros colores menos vibrantes.

 

Brinda efectos en servicios que requieran de un enfoque animado y no estén condicionados por la tradición. La cuatricromia no facilita naranjas muy vivos y al ensuciar poco el naranja con negro puede dar un aspecto añejo.

 

El Amarillo: Atrae la atención y es amable.

 Al compararlo con los dos otros colores primarios, y  con la escala de tono de grises, el amarillo es el color más claro. El amarillo tiene casi la mitad de la luminosidad del azul, y esta razón domina sus características y uso en el diseño.

 

De entrada el amarillo es el más visible y reconocible de los colores, por este motivo se ha adoptado como señal de peligros.

 

El Verde:

 Es el color natural por excelencia, pero debido a que se compone de amarillos y azules se clasifica en verdes naturales (son aquellos que nos connotan paz y tranquilidad), y los verdes artificiales son los cuales contienen azul en exceso, pueden ser vivos, fuertes (con aire deportivo y activo) y de carácter tecnológico.

 

Los matices oscuros de verde pueden dar al diseño una sensación de calidad establecida, lujo y tradición, y es extravagante pues domina mucho.

 

Es buen color de fondo para tipografía en negativo. Produce sabor a menta, puede parecer clínico y tener gusto a fresco. Al usar verdes vivos con otros colores de misma luminosidad dará al diseño vibración y vida.

 

El Púrpura :

 Es símbolo del poder y el prestigio, pues se asocia con el alto rango, la realeza y la excelencia.

Usado junto con el oro y la plata, es lujoso y de aspecto caro. Puede ser un color romántico y femenino en los lilas claros. Fue un color muy característico de la época victoriana.

 

No todos los diseños favorecen el uso de púrpura, pues se debe de cuidar su proporción y su luminosidad, pues con poco se puede dar el impacto requerido. Funciona bien con colores que contengan rojo o azul, y con amarillo se logra notarse rotundamente. Para la mayoría de los rotulados y tipografía se usan mejor los púrpuras oscuros, pues son más oscuros que los rojos o azules.

Toques de éste color dan atmósferas de misterio, romance, intriga e incluso sexualidad; tiene connotaciones intelectuales con toques emocionales, y a veces culturales; y se usa para denotar énfasis e importancia. Los púrpuras más claros sugieren espiritualidad.

 

Contrasta bien con texturas metalizadas. Los productos de cosméticos y perfumes son muy sensibles a usarlo comúnmente porque así la imagen incita más. A la vez, el tono claro es sugerente y relajante.

 

También se puede explotar su teatralidad, promoviendo obras clásicas. Atrae a gente joven sofisticada que responde a su dramatismo selecto. También responde a lo moderno-sofisticado.

 

El Marrón: Representa la vida sana y la honestidad.

 El marrón representa la vida sana y la honestidad. Ofrece su gama enorme de marrones, sean cobrizos, verdosos, tostados y los claros.

 

Es un color cálido, tranquilizante y confortable y no se afecta por la moda, con ellos el diseñador puede crear un aire natural a su trabajo. Los marrones contrastantes al usarse juntos pueden parecer sofisticados, en general representa algo claro y honesto, debido a su asociación con el aire libre.

 

Tiene connotaciones intelectuales. Es un color de bajo tono, no capta tanto la mirada.

Del Negro al Blanco:

El diseñador tiene que aprender a trabajar dentro de las limitaciones del blanco y negro, haciendo del la necesidad virtud,  y crear un diseño innovador e imaginativo.

 

El negro: casi por regla, será el candidato principal cuando haya abundancia de texto, dibujos pluma o fotografía.

 

Cierto es que le negro no tiene tono ni intensidad, sólo luminosidad. En su tinte se asocia con la serenidad, la tristeza y el misterio. En sentido popular da sensación de alta calidad, de inteligencia y seriedad.

 

El gris: enlaza el blanco con el negro, suavizando su rotundidad y, juntos los tres constituyen un buen fondo para cualquier imagen que ocupe algo de color.

 

Los grises no solo son simples pigmentos del negro, también se logran unos grises muy lujosos al combinarlos con dos o tres colores en vez de el negro solo. La cuatricromia le da esa riqueza, densidad y profundidad ya dicha.

 

El gris es un negro suavizado que favorece en su efecto fantasmagórico para fondos, a contario del perfil duro del negro.

Los grises servirán también para aislar un color haciéndolo “llamativo”, son conservadores, de buen gusto.

 

El gris es conservador, de no ser llamativo, puede ser frío, digno y discreto y realza la integridad de un producto  o servicio.

 

El negro puro es más oscuro que cualquier otro color, mientras que el blanco es más claro que cualquier otro.

 

Al blanco se le asocia con la limpieza, la pureza y la inocencia. Es excelente color de fondo por ser tan llamativo.

 

(Al añadir un color al negro puede darsele una calidez o frialdad, implicando profundidad en el.)

 

Los Colores Vivos:

Los colores vivos atraen siempre la miradad y por eso le dan al diseñador un poderoso medio de comunicación.

 

Tradicionalmente atraen siempre a la clientela juvenil, aunque la revolución del arte del siglo XX ha ampliado esta aplicación.

Los colores vivos sugieren animación, felicidad, dinamismo y espontaneidad.

Son los colores de los juguetes infantiles, por eso aportan la idea de diversión.

Los plásticos han tenido tendencia a fabricarse en colores vivos y por eso una paleta viva parece moderna, de alta tecnología, lo opuesto a los colores naturales.

 

Los colores vivos son individualmente más potentes cuando están rodeados de colores oscuros.

 

Los colores pastel: Delicadeza, pureza y romanticismo.

 Asociados tradicionalmente con la dulzura, la delicadeza y el romanticismo.

 

Tradicionalmente se consideran femeninos, pero pueden atraer a ambos sexos.

Cuanto más pálidos se hacen los colores de la paleta pasteles, más suaves y delicados pueden ser, nos sugieren romanticismo, gentileza, seguridad y confianza.

 

La adición de blanco a un color para crear un pastel no solo aclara el tono si no que también reduce la calidez de los colores cálidos y la frialdad de los colores fríos.

 

Los colores apagados también pueden funcionar junto a los pasteles, forman una combinación suave y sedante pero al mismo tiempo el efecto puede ser moderno y de alta calidad.

 

Los colores apagados: Una buena opción para un aire de época.

Para el diseñador forman una paleta adecuada para un mercado sofisticado y entendido, ya que puede dar a nuestro trabajo una apariencia elegante y sofisticada.     Los colores apagados son colores que contienen cierta porción de gris o negro, son de cierta manera opuestos a los colores vivos.

 

Se asocian con la masculinidad.

 

La paleta apagada atrae a las generaciones maduras y se asocia con la alta calidad y la sofisticación.

Estos colores funcionan muy bien con dorados y plateados.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: